Ayer por la tarde, los empresarios de Arganda del Rey y de las poblaciones pertenecientes a su comarca, tuvieron la oportunidad de descubrir cuáles son las oportunidades de negocio que existen en Chile, en la actualidad, el país latinoamericano más competitivo. Asistieron a la jornada “Chile: Ambiente de negocios y oportunidades de inversión”, organizada por la Asociación de Empresarios de Arganda y comarca (ASEARCO).

A la cita acudieron, además, el presidente de la asociación, David París, quien fue la persona que presentó la sesión informativa, y D. Tomás Pablo R., Delegado del Comité de Inversiones Extranjeras de Chile, CIE ( www.cinver.cl ), perteneciente al Ministerio de Economía del país latinoamericano.

David París indicó que ASEARCO inauguraba, aquella tarde, un ciclo de jornadas, donde se pretende ofrecer información fundamental sobre los destinos internacionales de negocios más interesantes que existen en estos momentos. “Hemos elegido Chile como el país con el que abrimos estas sesiones informativas. Se trata de uno de los mejores destinos, en estos tiempos de incertidumbre, por la capacidad que tiene para generar confianza. La estabilidad política,  sus favorables condiciones macroeconómicas y el bajo nivel de impagos convierten a Chile en uno de los destinos de negocios más atractivos y seguros para una pequeña y mediana empresa con vocación internacional”.

Por su parte, Tomás Pablo R. explicó a los asistentes la excelente posición de su país como destino de inversión y como generador de actividad comercial. Una nación que avanza, a pasos agigantados para convertirse en una economía desarrollada hacia el final de la década y en uno de los principales centros neurálgicos de la innovación y el emprendimiento.

Asimismo, el Delegado del Comité detalló los sectores de actividad donde se están constatando mayores posibilidades de negocio para las empresas españolas. Entre ellas, destacó el crecimiento progresivo de los sectores de la construcción y de la metalurgia (con incrementos de un 11,1% y un 13,2% respectivamente en 2011); el sector de la energía (se precisan 8000 megas para el año 2020), de la minería y todas las actividades relacionadas con el sector del agua.

Por otro lado, Chile va a ser un país donde se están desarrollando, enormemente, las infraestructuras observando un potencial de inversión este sector de 8000 millones de dólares a través de concesiones del estado. Las oportunidades de inversión en el sector agroindustrial son también muy grandes, en especial la industria del vino, del aceite, de la fruta y de la biotecnología aplicada a la alimentación.

Además, los servicios cuentan con un protagonismo especial en la actividad económica del país.  De hecho, supusieron el 15% de las exportaciones del PIB y el 5% del PIB.

Tal y como indicó el ponente, Chile “se ha consolidado como la economía más competitiva de América Latina. Este hecho se debe, principalmente, a dos razones: en primer lugar, a su apertura comercial, que le ha permitido destacarse a nivel internacional bajo el sello de un mercado libre y dinámico y, en segundo lugar, a su extendido crecimiento económico que rondará en torno al 4,5% y al 5% en el 2012. Además, cuenta con una calidad de vida que mejora, de manera exponencial, por lo  que dispone de una demanda interna cada vez más elevada. El país posee también disciplina fiscal, libertad económica así como unas infraestructuras de transporte y de conexión, con el resto del mundo, muy desarrolladas.

El país latinoamericano se sitúa en la posición 25 de los 59 países más competitivos del mundo. En la región latinoamericana, Chile cuenta con el liderazgo en materia de inversiones extranjeras y su fortaleza se debe también al ámbito de las telecomunicaciones y a la buena imagen que tiene el país en todo el mundo.

Asimismo, Tomás Pablo R. hizo un repaso de las excelentes circunstancias macroeconómicas que ofrece Chile, como garantía de su solidez. Entre otras, habló de su reducida deuda pública y de su sistema financiero saludable, así como de los bajos niveles de impagos con los que cuenta el país.

La Alianza del Pacífico, una ventana abierta a un gran mercado planetario

 Tomás Pablo R. explicó también a los empresarios que la potencialidad económica de Chile aumenta como país integrante de la Alianza del Pacífico, un bloque comercial conformado por cuatro países de América Latina, siendo los restantes Colombia, Perú y México. Es decir, las oportunidades de negocio se multiplican puesto las cuatro naciones suman 210 millones de habitantes, supone el 34,4% del PIB de Latinoamérica y es una ventana abierta al que será el ‘mayor mercado del mundo’ ya que se prevé que, en 2030, el 66% de la clase media mundial vivirá en Asia, lo que supone un total de 3.000 millones de consumidores. Ellos, a su vez, constituirán el 60% de la clase media en el mundo.

Durante su intervención, David París indicó también que la Junta Directiva de la asociación se ha planteado siempre, como uno de sus objetivos prioritarios, ayudar a sus empresas asociadas a internacionalizar sus negocios. “Aparte de ser una salida a una situación de demanda interna muy baja, amplía también las oportunidades de negocio en la empresa. Por otro lado, permite conocer nuevos mercados y la demanda de nuevos productos y servicios. Supone un extraordinario impulso para la actividad de la empresa puesto que propicia un aumento de la productividad, una mejora de la innovación y de la cualificación de los empleados”, en sus palabras.

Para obtener más información sobre las oportunidades de negocio que ofrece Chile, haga clic en el enlace que encontrarán bajo está línea:

Presentación de la jornada “Chile: ambiente de negocios y oportunidades de inversión” 

El Comité de Inversiones de Extranjeras: Es una entidad con casi 60 años de existencia, es una organización que apoya la incursión de las empresas extranjeras en Chile. Por su parte, el ponente y miembro de esta institución, Tomás Pablo, es Master en Comercio Internacional y su trayectoria en la promoción internacional de compañías cuenta con más de 20 años. En total, más de 800 empresas, entre comerciales, productivas, tecnológicas y de servicio han sido ayudadas por las instituciones a las que ha pertenecido.