El Consejo de Ministros ha dado luz verde a la conocida como ‘Tarifa Plana’ de 100 euros, que se aplicará en las cotizaciones a la Seguridad Social para contratos indefinidos. La nueva medida, ya en vigor, está dirigida a empresas que generen empleo neto, es decir, aquellas que incrementen su plantilla de personal. Además, el contrato suscrito deberá mantenerse, al menos, durante tres años y, en caso contrario,  tendrán que reintegrarse los beneficios obtenidos hasta el momento sin intereses de demora, que si podrán exigirse en quebrantamientos de otra índole.

La ‘Tarifa Plana’ tendrá continuidad hasta el próximo 31 de diciembre de 2014 y está abierta a todo tipo de empresas, con independencia de su tamaño, aunque la cuantía varia dependiendo del modelo de contrato. Así, a tiempo completo llegará hasta los citados 100 euros, siendo de entre 75 y 50 para los parciales.

El Gobierno central también ha planteado una serie de requisitos para las compañías dispuestas a adherirse. No podrán haber realizado ni despidos colectivos, ni individuales improcedentes, seis meses antes de la rúbrica de los nuevos contratos. Además, las compañías interesadas tendrán que estar al corriente en sus obligaciones tributarias.

Este Real Decreto podría traducirse, según las estimaciones del Gobierno popular, en un ahorro de hasta el 75 por ciento para los empleadores. El presidente, Mariano Rajoy, dedicó parte de su argumento a los ejemplos y, en este sentido, explicó que, una empresa que abona un salario bruto de 20.000 euros al año, debe aportar 5.700 euros a la Seguridad Social. Con la ‘Tarifa Plana’, la tijera es notable, y se cifra en 1.200 euros. Esta es una acción “coyuntural” y “excepcional”, según determinó Rajoy, que apuesta por “incentivar el empleo” y apuesta por “una recuperación de la economía más rápida”.

Consulta el Real Decreto 3/2014 de 28 de febrero de medidas urgentes para el fomento del empleo y la contratación indefinida pinchando aquí