Un teléfono móvil puede ser una herramienta poderosa, con un enorme potencial para crear una imagen atractiva y rompedora que sirva para atraer clientes a un pequeño comercio. Los responsables de este tipo de establecimientos, además, pueden tener al alcance de su mano, a través de sus dispositivos, aplicaciones sencillas y útiles con las que pueden retocar, editar y perfeccionar las fotografías que tomen y crear a partir de ellas, diseños publicitarios de gran impacto comercial entre los potenciales clientes que son usuarios de las redes sociales. Hace falta imaginación para ello, pero también conocer una serie de trucos, consejos y conocimientos básicos sobre el manejo de los recursos gratuitos que ofrece Internet para realzar las cualidades de los productos.

Ese fue, precisamente, el objetivo del Taller práctico de Fotografía con móvil para redes sociales, que se celebró los pasados 24 y 25 de octubre, en el Centro de Iniciativas Empresariales de Rivas Vaciamadrid. Fueron unas jornadas gratuitas, dirigidas a empresarios, autónomos y trabajadores del comercio minorista, y organizadas por Cámara de Madrid, el Ayuntamiento de Rivas y la Asociación de Empresarios de Arganda, Rivas y comarca (ASEARCO). El taller forma parte del programa “Apoyo al comercio minorista 2016” y está financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

El taller estuvo conducido por Marinela Forcadell (fotógrafa y Community Manager) y Lola Barcia (diseñadora, ilustradora y fotógrafa), de la empresa de comunicación digital Chicalista.net, quienes iniciaron su taller ofreciendo una serie de ejemplos de imágenes comerciales que han triunfado en las redes sociales y de otras que han pasado a un segundo plano en Internet sin obtener rentabilidad comercial.

Cómo despertar la curiosidad de un cliente potencial

El encuadre, la iluminación, el enfoque preciso, los filtros que pueden mejorar una imagen o despertar la curiosidad de un cliente, dentro del maremágnum de imágenes que inundan las redes sociales, fueron algunas de las nociones básicas que adquirieron  los veinte participantes que acudieron al Taller. Tuvieron, por otro lado, la oportunidad de descubrir trucos prácticos así como ejemplos de materiales y objetos decorativos con los que pueden realizar montajes fotográficos sencillos, pero de gran calidad y atractivo.

Además, los asistentes tomaron buena nota de consejos para evitar imágenes torcidas o movidas y también para retocarlas. Durante el transcurso del taller, los asistentes, Smartphone en mano, estuvieron practicando y trabajando con diferentes aplicaciones que se pudieron descargar gratuitamente. Herramientas muy sencillas en su manejo y que ofrecen un sinfín de posibilidades creativas para que el pequeño comercio pueda triunfar con éxito en los competitivos mercados que se mueven, crecen y amplían fronteras en las redes sociales.